Soledad Ridruejo, socia de Women in a Legal World (WLW), contesta a nuestras preguntas en el ciclo de entrevistas a socias que inauguramos con nuestra presidenta Marlen Estévez hace ya cuatro meses.

Tras desarrollar la mitad de su carrera en un despacho especializado en seguros de RC construcción, Soledad Ridruejo pasa a prestar servicios en la asesoría jurídica de una de las grandes empresas constructoras de nuestro país donde su actividad profesional se centra en contratación internacional.

“Es cuestión de tiempo”-es a menudo la respuesta al hablar del techo de cristal: ¿Qué argumentos crees que habría que manejar para convencer de la necesidad de movimientos como WLW que aceleran el proceso de rotura del citado techo de cristal?

Precisamente hay que luchar contra el tiempo y por ello esa frase con la que se introduce esta pregunta no la puedo compartir al implicar pasividad. Considero que hay que ser pro-activo puesto que, aunque afortunadamente en nuestro país se ha avanzado mucho en términos de igualdad, queda aún mucho trabajo por hacer.

las mujeres debemos ser conscientes de que tenemos un objetivo común y hacernos visibles en la lucha a través de asociaciones y otros movimientos como WLW

Las mujeres debemos hacernos oír y asociaciones de mujeres profesionales como WLW son excelentes plataformas para avanzar en la lucha por la igualdad salarial, entre otras.

Entiendo fundamental el apoyo entre mujeres, ya sea del mismo o de distinto ámbito profesional, para avanzar socialmente en esta lucha común. Para evitar fracciones que nos debiliten, las mujeres debemos ser conscientes de que tenemos un objetivo común y hacernos visibles en la lucha a través de asociaciones u otros movimientos como WLW.

Atendiendo a tu trayectoria profesional: ¿Cuáles crees que han sido las claves para conseguir una posición de liderazgo?

Dejo para otro debate, sin duda interesante, la frase “posición de liderazgo”, por ser interpretable y consecuentemente habría que ver si me aplica. Pero volviendo a la pregunta creo que es fundamental una buena formación en el más amplio sentido de la palabra, por tanto no sólo me refiero a una formación académica, sino de valores, de idiomas, amplitud de miras.

Añadiría, como clave para alcanzar el liderazgo, el amor por el trabajo que se esté llevando a cabo; de lo contrario mejor es buscar el cambio, sin temerlo. Por supuesto, valoro enormemente la constancia que considero una cualidad imprescindible para alcanzar cualquier objetivo.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos a los que te has enfrentado?

Los prejuicios en la lucha del día a día de los juzgados cuando empecé hace 30 años. Y, por supuesto, los prejuicios de los propios clientes. Sin embargo, quiero creer que era más la juventud que el ser mujer lo que implicó en mi caso la natural lucha para hacerse valer.

¿Cuál ha sido el proyecto profesional que más te ha marcado?

En la etapa de despacho me gustaba pasar juicios penales en general y en particular me gustó llevar una de las defensas en uno de los llamados macro juicios en la Audiencia Nacional. En mi actual etapa como abogada in house me apasiona la negociación de contratos en el extranjero, por el reto que representa cada uno de ellos. En particular mencionaría un proyecto de infraestructuras en Sídney (Australia). Aprendí mucho de la forma que tienen allí de negociar.

En mi actual etapa como abogada in house me apasiona la negociación de contratos en el extranjero, por el reto que representa cada uno de ellos

¿Qué retos crees que afrontará el sector legal en los próximos años?

El sector legal público no presenta problemas al ser el acceso por oposición y los sueldos estar regulados. El sector privado ha cambiado enormemente en los últimos años al haberse introducido el modelo de gran despacho anglosajón que ha dado lugar a importantes fusiones. En la cúpula de dicho despachos siguen predominando los hombres, y por el modelo de sociedad en la que vivimos no veo que se vaya a equilibrar a corto ni medio plazo salvo que haya una imposición por ley de igualdad salarial.

¿Un tema que te gustaría que tratáramos en WLW?

inquietud que nos causan los obstáculos que, ocasionalmente, las propias mujeres nos ponemos entre nosotras

En la última comida a la que asistí organizada por WLW en mi mesa manifestamos la inquietud que nos causan los obstáculos que, ocasionalmente, las propias mujeres nos ponemos entre nosotras. Es un tema más sociológico, pero de interés, mas cuando debe erradicarse en aras del ya mencionado fin común, que es la igualdad salarial y conseguir cargos de responsabilidad.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

Me gusta encontrarme con la naturaleza. Además me inspira enormemente viajar, conocer gentes nuevas, no tanto sitios, monumentos, etc… sino personas y formas de vida diferentes. Eso me llevó a amar el trabajo de contratación internacional puesto que cada asunto nuevo resultaba novedoso y apasionante.

Share This