Natalia Velilla:” Debemos seguir impulsando la presencia de mujeres en los altos órganos judiciales”

#El trabajo de WLW sigue siendo imprescindible para romper barreras”

Por Carlos Lamadrid Prensa WLW

 Natalia Velilla Antolín es Magistrada del Juzgado de Familia nº 7 de Móstoles y miembro de la Junta Nacional de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria. Habitual en los medios de comunicación, excelente divulgadora y con una legión de seguidores en las redes sociales contesta a nuestras preguntas en esta entrevista.

P¿La Justicia en España carga con el sambenito de ser lenta ¿realidad o mito?

R: España está en la media europea en cuanto a los tiempos de resolución de los casos que entran en los tribunales, pero es cierto que existen diferencias entre jurisdicciones y entre ámbitos territoriales. Desde luego el penal, pero también otros como el mercantil o el laboral, por carencia de medios que se agrava por los efectos de la pandemia. Estos ámbitos sufren un retraso que requiere ser mejorado. A título de ejemplo en Sevilla se están señalando juicios en la jurisdicción social para 2025 y por supuesto que alguien que espera una resolución sobre su despido no debería recorrer ese plazo. En todo caso creo que es menos lenta que lo que en general se percibe, la media de resolución de un asunto es de un año y media.

 P ¿Está la Justicia politizada?

R: El poder judicial no está politizado, otra cosa es el Consejo General del Poder Judicial que, no es que esté politizado, si no politizadísimo. Ni siquiera es el Parlamento el que decide si no un pacto privado entre el Partido Popular y el PSOE del que el resto de las fuerzas políticas casi ni se enteran. El conjunto de jueces y magistrados accedemos a la carrera por un proceso de oposición basado únicamente en el mérito y la capacidad, es injusto decir que estamos politizados.

¿Las mujeres han avanzado posiciones en la Justicia española?

R: El caso español no tiene explicación. Somos el tercer país por la cola en la Unión Europea en número de mujeres en los altos tribunales, detrás de Malta y la República Checa. No está justificado ni por franja de edad ni por la asunción de cargas familiares, que serían iguales para búlgaras, francesas o italianas que tienen una mayor representación en la alta judicatura. Hemos avanzado más en los últimos tiempos por la presión que venimos ejerciendo muchas juristas para equilibrar la representación de la mujer en los órganos judiciales. Es necesario seguir peleando por una igualdad real en la elección de cargas. El Consejo General del Poder Judicial hace política de gestos con algunos nombramientos, pero creo que es más por intento de apaciguamiento que por convencimiento.

Woman in a Legal World, que preside Marlén Estévez, viene trabajando desde su fundación por proteger, destacar e impulsar el valor del trabajo de las mujeres en el ámbito jurídico y por reconocer su imprescindible contribución a su funcionamiento. ¿Qué opina de esta labor?

La labor de Woman in a Legal World es imprescindible para romper barreras que obstaculicen la igualdad de hombres y mujeres en el ámbito jurídico. WLW hace un gran trabajo para que las mujeres tengan la visibilidad que les corresponde por el enorme trabajo que realizan en el sector legal. Las mujeres deben postularse y apostar por el liderazgo y no pedir permiso para ocupar responsabilidades.

Desde la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria a cuya Junta Directiva pertenece han lanzado la iniciativa “Embajadores de la Justicia” para explicar a los jóvenes en los centros de enseñanza en que consiste el trabajo de los jueces. ¿Han obtenido receptividad a este proyecto?

Mucha. Nos hemos encontrado con números alumnos que venían a las charlas con un montón de preguntas y dudas y, sobre todo, gran interés y respeto por el trabajo judicial. Lamentablemente la pandemia nos ha obligado a ralentizar estos meses nuestra presencia en los centros educativos, pero estamos decididos a seguir en esta dirección.

Share This