Patricia Gabeiras es Doctora en Derecho y socia directora del despacho de abogados Gabeiras & Asociados. Combina su experiencia y formación en el área bancaria y financiera con el ámbito cultural, especialidad en la que se doctoró con una tesis sobre vías alternativas de financiación del sector cultural a través de la creación de fondos de titulización de derechos audiovisuales. Es Máster en Derecho Privado Europeo Comparado por la Universidad Carlos III de Madrid, Máster en Corporate Finance y Banca de Inversión por el Instituto de Estudios Bursátiles y Especialista en financiaciones estructuradas, Derivados y Finanzas Sostenibles por el mismo centro (IEB). Es una de las impulsoras del Título de especialista en cumplimiento normativo en los mercados financieros de la UC3M.

Cuenta con más de 20 años de experiencia asesorando a clientes en temas bancarios, financieros y derecho de la cultura y ha desarrollado una línea de especialización en Finanzas Sostenibles en su firma.

¿Cuál es la situación de las mujeres en el sector legal?

Está comprobado que se contratan más mujeres que hombres en el sector legal. Sin embargo, el número de socias en despachos, en puestos de responsabilidad en asesorías jurídicas o en el mismo poder judicial sigue siendo muy minoritario. Creo que no se le escapa a nadie la dificultad que tienen sobretodo las Magistradas para obtener una situación paritaria en los órganos de gobierno de los tribunales de justicia.

Mientras que las juristas de base somos mayoría, la foto cambia tanto en las instancias superiores y de gobierno de los tribunales de justicia, como en la propiedad y consejos de administración de los grandes despachos. La buena noticia es que los principales despachos han entendido que no pueden permitirse perder talento femenino y están tomando medidas.

También las propias abogadas están teniendo un papel más activo y asociaciones como WLW están ayudando a visibilizar la situación y trabajar para que cada vez haya más mujeres líderes en el sector jurídico en España.

Es verdad que vemos pequeños avances, pero queda mucho camino por recorrer para hablar de una igualdad real en el sector jurídico.

Socia directora y emprendedora ¿cuáles has sido los principales obstáculos a los que te has enfrentado?

Como emprendedora me he encontrado con las mismas dificultades con las que se encuentra cualquier empresario, que son muchas. Como Abogada y Socia de dos despachos me he encontrado en muchas situaciones difíciles por el simple hecho de ser mujer. No se han entendido en ocasiones los derechos y obligaciones que tengo como madre y en más ocasiones de las que hubiera sido deseable a muchos compañeros les ha costado aceptar mi liderazgo, fundamentalmente en mis inicios, cuando era joven. Una mujer joven que manda o quiere mandar lo tiene más difícil que un hombre. Parece que tiene que justificarse y explicar constantemente por qué está ahí.

Más allá de eso no puedo decir que haya tenido grandes obstáculos. También he tenido la suerte de contar con un equipo estupendo que me ha ayudado a construir lo que es hoy Gabeiras & Asociados.

“Es cuestión de tiempo”-es la respuesta de muchos al hablar del techo de cristal: ¿Qué otros factores tienen que influir para romper ese techo de cristal?

No es solo cuestión de tiempo. Ya están jubiladas miles de juristas que estudiaron la carrera cuando la situación era casi paritaria en el acceso a las universidades, y cuando los mejores expedientes académicos eran alcanzados por mujeres. Es evidente pues que el tiempo no ha solucionado el desequilibrio. Creo firmemente en las políticas de igualdad y en la necesidad de promover de manera activa el acceso de la mujer a las posiciones de poder. La conciencia social sobre la legitimidad de esas medidas es igualmente importante.

Hay muchos prejuicios sobre la prioridad por parte de las mujeres de un plan de vida incompatible con la carrera profesional y eso ha alimentado ese techo de cristal.  Eso está cambiando afortunadamente y las nuevas generaciones están ayudando a cambiar esa mentalidad. Además, esto no sólo afecta a nuestro sector sino a toda la sociedad.

¿Qué retos crees que afrontará la mujer en nuestro sector en los próximos años?

Los retos son muchos y más ahora, tras la pandemia. La ONU está analizando el impacto y retroceso que puede suponer esta situación en los derechos de las mujeres y en cómo evitar que la crisis de la Covid pueda suponer un paso atrás. Se van a perder miles de puestos de trabajo y como siempre las mujeres son las primeras candidatas a perderlos en beneficio de sus parejas y por las dificultades que tenemos para compaginar el trabajo con las obligaciones de custodia de nuestros hijos. Y en este sentido el teletrabajo puede ser una puerta de salida, aun cuando sea también de cristal.

¿Qué tendencias ve en el sector legal en España? 

Hasta la fecha íbamos por el buen camino, pero quizá la pandemia impulse la tentación de priorizar otra cuestiones como la rentabilidad, la dedicación horaria intensiva incompatible con la conciliación, etc. Con lo que hemos vivido en estos últimos meses, el teletrabajo ha calado en el sector y se ha comprobado que es posible ser productivo sin estar en un despacho cinco días a la semana. Esto va a ayudar a que la conciliación sea cada vez más real.

La transformación digital del sector es una tendencia clara del sector que va a ir a más. Nosotros estamos apostando por esta tendencia desde nuestro departamento de Sociedad Digital y Derechos Fundamentales coordinada por Susana de la Sierra.

Los clientes se fijan más en los valores de los despachos y su aportación a la sociedad. Nosotros vemos cómo a nuestros clientes les gusta tener un “partner” legal con sus mismos valores.

En un mundo tan competitivo como el de la abogacía en España ¿de qué manera puede un despacho ofrecer un servicio diferencial a sus clientes? 

Creo que la competencia debe estar basada más que nunca en la sostenibilidad.

¿Qué distingue a Gabeiras & Asociados? 

Gabeiras & Asociados es un proyecto diferente en muchos sentidos: todo el equipo se siente identificado con nuestra misión, cuando nos definimos como un despacho socialmente responsable. No sólo estamos aquí para resolver conflictos o ayudar a clientes sino que creemos firmemente que el derecho es un instrumento para cambiar la sociedad y en G&A intentamos aportar nuestro grano de arena. Todos los asuntos que llevamos tienen un impacto social de alguna forma.

Tenemos un enfoque muy completo de Derecho de la Cultura. Es algo que también nos distingue. Desde este departamento, asesoramos en propiedad intelectual, apoyo en la tramitación de iniciativas legislativas que preocupan al sector, arte y patrimonio, etc.

Unas palabras para todas aquellas jóvenes abogadas que están empezando…

El sector necesita gente con pasión por el Derecho e ilusión porque es una carrera que requiere mucha dedicación.

Les diría que busquen un mentor, que busquen sitios donde compartan sus mismos valores y que sigan luchando por conseguir esa igualdad salarial y laboral dentro del sector.

Share This